» Simbolismos y significado del escudo

Estructura simbólica de permanente vigencia de un pasado, presente y futuro para un lugar. Barranqueras vive en un laberinto de pasiones y lucha de ideales que conmutan una lenta, pausada, pero segura convicción de feliz porvenir.
 Alza su brazo el hombre y natura ciñe y obliga al encierro chico del lugar, pero su mano aprisiona el espíritu de un sol que todo lo envuelve extendiendo el calcinante brío de su calor.
 Sus rayos aquietan la pesada languidez de sus días punzando el  paisaje verde y al inexorable caudal de agua que viaja.
 Dualidad trasmutable de una mano impersonal en líneas y formas, pero real en la vivencia de la generalidad del  hombre; y un ancla descansa y pausas de esfuerzos  y el puño fuerte, tenaz como queriendo atrapar al sol y al  simbolismo del ancla puntos en una lucha febril, resultante en energía eléctrica que todo lo da extendiendo poco a poco sus brazos del beneficio del dinámico cubo de su Usina para el Chaco.
 Importancia del sol que mete sus raíces; ya no es la mitad del simbolismo conocido, diecinueve rayos alternados en rectos y flamígeros, y en mi respeto hacia un legado historico, de un sol naciente, sino el calor meridiano de nueve rayos que física y anímicamente entran y muerden al paisaje y al hombre.
 Diafanidad de la extensión de un cielo celeste y verde brillante para conjurar cromática y sensualmente teluria de monte y agua.
 Permanencia inamovible de la síntesis de trabajo en la negra silueta de fábrica, con la luz amarilla de esperanza, chimeneas y guinches, elevando la desnuda dureza de su forma, talvez hoy en ruego; o quizás un desafío al sol, y las zigzagueantes formas en el resultado feliz de aquella transformación.
 Sol que avanza hiere las entrañas calcinadas de la humedad de la extensión y hombre que en su vigor atisba porvenir y grandeza en la envoltura gráfica del lírico laurel, visión de un pasado de luchas, glorias y conquistas y la dureza material del firme cable de amarre de barcos para la significación total de su escudo.escudo_bqueras.jpg

 

Creación del Escudo

 El azul y blanco del óvalo, representan los colores sagrados de nuestra enseña patria que nos lega el General Belgrano, y que jamás fuera atada al carro triunfal de ningún vencedor de la tierra.
 El sol naciente, cuyos rayos iluminaron el nacimiento de una nueva nación en la gesta gloriosa de aquel 25 de mayo de 1810 y que hoy nos señala el sendero de amor, paz y trabajo a seguir por todos los habitantes de esta comunidad progresista. La antorcha encendida representa el deseo ardiente de superación y progreso de todo y cada uno de los hijos de esta ciudad. Es la misma llama que nos impulsa día a día a superarnos para hacer de Barranqueras una ciudad pujante, dinámica y nos sirve de norte y guía.
 Las manos entrelazadas significan la unión indisoluble de Municipio y la Comunidad en su lucha constante por el engrandecimiento de Barranqueras.
 Los laureles simbolizan la gloria que nos legaran nuestros mayores, para que con gloria sepamos morir.
 El ancla representa la comunidad toda de Barranqueras. A esta ciudad portuaria, cuyo puerto fue  y será  avanzada del progreso chaqueño , tierra del algodón y del quebracho. De manos férreas y voluntad   inquebrantable.
 La rueda dentada o engranaje, representa las industrias y las fábricas que se encuentran a lo largo del  majestuoso Río Paraná , y que movidas  por las manos callosas y sudorosas de nuestro hombres, labran el futuro del Chaco y por ende de nuestra patria :La Argentina.
 El Moño que une los laureles en la parte inferior del escudo, simboliza la cinta azul y blanca que repartieron los patriotas French y Berutti, en la  gesta de nuestra independencia.