El programa, que se lleva a cabo con el apoyo de la Fundación Internacional Carrefour, Fundación FEMSA, Mercedes-Benz y la concesionaria mendocina Yacopini, tiene como objetivo realizar un relevamiento del entorno social y de alimentación de niños y niñas de 0 a 5 años, como así también de madres embarazadas, para detectar si presentan alguna patología nutricional. En caso de encontrar este tipo de patologías, y según cada situación en particular, los pacientes se derivarán a los diferentes Centros CONIN cercanos para poder iniciar un tratamiento.